Trenza dulce de harina integral de trigo



Seguramente que todo el mundo ha probado alguna vez una Trenza dulce, ya que es muy fácil de encontrar tanto en los supermercados como en las pastelerías y ambas opciones son igual de ricas. Aunque claro, si lo que buscamos es una masa de textura suave y esponjosa nada mejor que acercarnos a la Pastelería Tolosana en Huesca, que desde 1994 cuenta con el distintivo de C de calidad. Pero claro, esta posibilidad no está al alcance de todos. Por eso, una posible alternativa es hacerla en casa. Y estamos seguras de que esta receta no te decepcionará y la repetirás. 

Pero antes de ponernos manos a la obra no esta de más conocer un poquito de la historia que rodea  a la Trenza dulce. Pocos saben que llegó a España desde Centroeuropa a través de Logroño y que fue la familia Tolosana, afincada en Huesca, quien tomó contacto con ella, popularizándola y extendiéndola como la Trenza de Almudévar. 

La trenza tiene un origen judio, pues su forma recuerda al jalá judio, un pan trenzado especial que se consume en Shabat y en las festividades judías.

En la región suaba de Alemania, de donde parece que procede (aunque no existen datos fiables al respecto, ya que hay quiénes sostienen su origen autríaco) existen muchas recetas de este dulce y se prepara siguiendo dos modelos distintos: la Hefekranz (una corona dulce trenzada) o la Hefezopf (la conocida masa trenzada).

La receta que compartimos es una versión personalizada de la tradicional, ya que se ha usado una pequeña parte de harina de trigo integral y aroma de vainilla líquida. Esta es una de las ventajas que ofrece este dulce, pues admite muchos ingredientes adicionales como frutos secos, pasas, nueces, etc. También si te gusta la canela puedes utilizarla o incluso pincelar la masa con mermelada antes de hornearla.  


Ingredientes:


  • 2 huevos medianos
  • 90 ml de leche templada
  • 65 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 gr. azúcar
  • 20 gr. levadura fresca
  • 330 gr. harina (posible opción es 300 gr. harina normal y el resto de harina integral, de centeno, de cáscaras de trig, etc.)
  • pizca de sal
  • aroma de vainilla líquida


Decoración:


  • azúcar 50 gr. o 70 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas de agua de azahar




Preparación:

1. Poner a la harina la pizca de sal.
2. Templar la leche (y nunca calentar), añadirle la levadura fresca y disolver todo hasta que desaparezca por completo.
3. Mezclar el azúcar con los huevos y el chorrito de aroma de vainilla y batir enérgicamente. Seguidamente incorporar poco a poco la harina. A continuación la mantequilla en dados y la leche con la levadura. Seguir mezclando hasta conseguir una masa homogénea.
4. Una vez obtenida una masa, taparla y dejarla reposar dos horas en un lugar templado-caliente para que la masa con levadura aumente su volumen. Pasado este tiempo, volver a amasarla y dejar reposar otras dos horas.
5. Mezclar el agua de azahar con los 50 gr. o 70 gr. de azúcar. Estas cantidades son un poco a ojo, y al gusto. Si te gusta más dulce ponle  más azúcar pues es simplemente para decorar la trenza.
6. Cortar la bola de  masa en tres partes. De cada parte hacer un rollo. Trenzar los tres rollos.
7. Precalentar el horno a 220º por arriba y por abajo.
8. Pincelar con yema la masa por encima y espolvorear con el azúcar de azahar.
9. Hornear a 180º unos 20 o 30 minutos aproximadamente. Ten en cuenta tu horno, ya que no todos los hornos son iguales y a veces necesitarás más o menos minutos.










Sencilla, ¿verdad? Pues anímate a trenzar la tuya y comparte tu experiencia con tod@s nosotr@s...

Entradas populares