Gelee de frutas del bosque y vino tinto




¿Sabías que España se ha convertido en el segundo país con mayor esperanza de vida de la OCDE según un estudio publicado por el diario El País el 10 de noviembre de 2017?

Pues para seguir manteniendo esta fantástica posición ¿qué os parece seguir alimentándonos saludablemente? Para ello vamos a hablar en este post sobre los frutos del bosque y sus beneficios sobre la salud. 

En España hablamos de frutos rojos cuando nos referimos a las siguientes frutas: cerezas, fresas, arándanos, moras, frambuesas, grosellas, uvas rojas y ciruelas. En el caso de Alemania, por el contrario, los frutos del bosque equivalen a lo que en España serían las bayas. Por tanto, excluyen las ciruelas o las uvas rojas.

Una vez que hemos explicado las diferencias entre frutos rojos y frutos del bosque, y puesto que estamos convencidas de que se puede comer sano sin renunciar a los placeres dulces de la vida queremos presentar en este post una receta de mermelada de frutos del bosque con vino tinto riquísima. Una sencilla receta que contiene productos de temporada pues somos defensoras del consumo de este tipo de productos, y si son de proximidad mucho mejor, ya que con ello contribuimos a apoyar la sostenibilidad medioambiental y nos garantizamos mayores beneficios para el organismo.

Pero antes de hacerlo vamos a comentar por qué todos los médicos y nutricionistas recomiendan su consumo. Según numerosos estudios los frutos del bosque contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales, fitoquímicos , es decir, componentes químicos naturales que actúan como sistemas de defensa naturales protegiendo al organismo de infecciones y de invasiones microbianas. Asimismo poseen flavonoides, relacionados con la prevención del cáncer, infecciones microbacteríanas, disminución de enfermedades cardíacas, entre otros efectos, y por su puesto antioxidantes que luchan contra el envejecimiento.

Ahora que sabemos un poco más de estos frutos, ¿qué os parece empezar el día con un subidón de vitaminas y mucha felicidad? Encontrarlos no es difícil. Suelen venderse en grandes supermercados, bien como productos congelados pero también frescos en pequeñas bandejitas.

Ingredientes:

  • 650 ml de zumo de frutas del bosque
  • 100 ml de vino tinto
  • 250 gr. de azúcar geleé 2:1 (si no tienes puedes utilizar un sobre de pectina de 120 gr.)
  • ralladura de jenjibre

Preparación:
  1. Conseguir un zumo de frutas del bosque de 750 ml. Asegurarse de que el zumo esté frío, ni caliente ni templado.
  2. Añadirle el azúcar geleé, la ralladura de jenjibre al zumo frío y hervir. Desde el momento que rompa a hervir dejar cocer cinco minutos. 
  3. Para saber si está el geleé hecho tomar un poquito del zumo con una cucharita de café y vertirla sobre un platito seco. Si pasados uno o dos minutos se queda una textura gelatinosa es que está terminada.Si no dejar hervir de 3 a 5 minutos más y repetir la misma prueba de antes.
  4. Vertir el líquido en frascos  que estén muy secos hasta cubrirlos. Cerradlos bien y pasadas las horas escucharás un -clac-. Esto significa que se ha autoconservado herméticamente y no permitirá que aparezca moho.  
  5. Conservar la mermelada en un lugar seco y alejada de la luz.








Y recuerda, no te olvides de incluirlos en tu dieta, no importa como los tomes: frescos, en zumo, como mermelada, etc., pues no solo alargaremos nuestra vida sino que también mejoraremos la calidad de la misma.



Entradas populares