Tarta fantasmagórica


!Qué os parece disfrutar de una noche de terror dulcemente! 
Para que el miedo sea más dulce a continuación os dejamos una receta riquísima de tarta fantasmagórica de calabaza. 





Ingredientes:
  • 200 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 250 gr. de calabaza
  • 12 gr. de levadura
  • 70 gr. de mantequilla en pomada
  • 250 gr. harina 



Decoración:
  • canela
  • chocolate en polvo
  • 300 gr. de crema fresca
  • medio paquete de queso filadelfia
  • paquete de reforzador de nata
  • 100 gr. de azúcar en polvo
  • 1 taponcito de licor de avellanas o cualquier otro que tengas en casa 
  • plantilla decorativa con un motivo de halloween




Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Limpiar la calabaza y rallarla.
  3. Poner los huevos en un bol, incorporar poco a poco el azúcar y batir enérgicamente a mano o con una batidora hasta conseguir una masa espumosa y que haya doblado su densidad.
  4. Mezclar la harina con la levadura y tamizarlo todo. Después incorporarlo lentamente al batido de huevo y azúcar y unos segundos después añadir la mantequilla. A continuación seguir mezclando la masa. Por último añadir la calabaza rallada y continuar mezclando todo.
  5. Verter la masa obtenida en un molde previamente engrasado y espolvoreado con una generosa capa de harina y hornearlo aproximadamente 45 minutos o una hora. Dependerá de tu horno. Lo mejor es que a partir de los 45 minutos compruebes si está hecho o no.
 
Para evitar que se queme el borde no olvides poner en el molde una generosa cantidad de mantequilla y harina


Asegúrate de que el bizcocho está suficientemente frío para decorarlo por fuera



Decoración:
  1. Mientras se enfría el bizcocho poner en un bol la crema fresca, el queso filadelfia, el azúcar glas, el reforzador de nata y el licor. Después con una cuchara mezclarlo todo.
  2. Extender la mezcla anterior sobre el bizcocho con una espátula.
  3. Poner encima la plantilla con algún motivo de halloween.
  4. Espolvorear por encima con canela y chocolate en polvo hasta cubrir la superficie.
  5. Por último levanta la plantilla con mucho cuidado para que no se esparza el chocolate y la canela en polvo  por la superficie de la tarta. 





 
La plantilla utilizada está hecha por nosotras porque queríamos personalizar la tarta. Pero también porque a veces es díficil encontrar en el mercado el motivo decorativo que se busca.

Para hacer esta plantilla hemos necesitado:
  • un folio de plástico
  • un rotulador permanente
  • tijeras y cúter
  • una plantilla con el motivo que nos guste

Después hemos calcado la plantilla propuesta y la hemos recortado con unas tijera y con un cúter. Es muy sencillo.
 

Entradas populares