Chulas

Seguramente la receta que os presento es conocida por otros como manzanas rebozadas, manzanas con gabardina, tortitas de manzana. 

En mi familia siempre las hemos llamado "chulas". Así las bautizaron mis tías, y así prefiero llamarlas porque de ellas hemos heredado la pasión por la cocina. Y cuando hoy en día preparamos cenas no podemos evitar esos maravillosos recuerdos de infancia entre fogones y suculentos manjares con los que nos tenían acostumbradas.

Por eso, porque para nosotras, nuestras tías fueron y son excelentes cocineras nos gustaría compartir con vosotras la receta de este postre sencillo y muy gustoso.

Ingredientes para 4 o 5 personas:

Para la masa:

  • 150 ml de agua
  • 3 ó 4 cucharadas de azúcar glas
  • dos cucharaditas de levadura
  • una pizca de sal   
  • 2 cucharadas de maicena (o espesante)
  • un chorrito de wisky o coñac 

Para el relleno:

  • 1 manzana grande (no es necesario una marca en especial)
  • 150 ml de agua
  • un chorrito de wisky o coñac
  • un chorro grande de miel o 2 cuchadas de azúcar moreno

Preparación

1. Pon el agua en un bol. Después añádele el azúcar glas y mezcla hasta que se disuelva. A continuación incorpora la maicena y mezcla la masa a mano con una barilla. Luego poco a poco pon la harina y sigue removiendo. Por último añade la levadura, la pizca de sal, el chorrito de alcohol y sigue mezclando todo hasta conseguir una masa ligeramente espesa. Si se quedara muy líquida o muy espeja incorpora un chorrito de agua o una cuchara más de harina y remueve todo.

2.Tapa la  masa con film transparente y deja que repose en la nevera al menos 15 o 20 minutos.

3. Después pon agua en un bol, con un chorrito de miel o el azúcar moreno, alcohol y disuelve todo. 

4. Pela las manzanas, quita el corazón, córtalas en láminas no muy gruesas y sumérgelas en el agua dulce que acabamos de preparar. Déjalas macerar en ella al menos 30 minutos. Si puede ser un par de horas mucho mejor.

5. Una vez reposado todo saca de la nevera la masa y reboza cada loncha de manzana con la masa. Ponlas en una sartén antiadherente y fríelas (sin aceite ni mantequilla) a fuego templado para que no se quemen y se queden blanditas por dentro, ya que no hemos puesto nada de grasa.


     
6. Para que la chula quede compacta ponla encima de un papel de cocina y déjala que        se enfríe.



7. Ponlas en una bandeja y decóralas bien con azúcar glas por encima, chocolate en       polvo, salsa de vainilla o de chocolate, salsa de frutas o como se te ocurra.


Y este es el resultado final....Una cena agradable con amigos y un postre muy agradecido porque puedes preparar las Chulas unas horas antes. Con ello ganamos tiempo.

Yo las acompaño con salsa de vainilla


Entradas populares