Centros florales

Seguramente también vosotr@s habéis recibido alguna vez algún bonito ramo de flores y os habría gustado guardarlo pero como no sabíais cómo hacerlo terminasteis tirándolo. Pues bien, para no tener que hacerlo nunca más os enseñamos cómo disecar flores fácilmente y varias opciones para aprovecharlas realizando tus propias creaciones florales.

Existen  muchas maneras de disecar flores. La que nosotras os presentamos es muy sencilla y no requiere mucha habilidad. Solo necesitas flores, un jarrón, laca del pelo y un trapo.

¿Cómo hacerlo?

  1. Ata el tallo del ramo (es decir los extremos) con una goma elástica.
  2. Pon el ramo boca abajo y cuélgalo en un lugar caliente, seco y sin demasiada luminosidad para evitar que pierdan el color las flores. Déjalo en esta posición de 2 a 4 semanas.
  3. Pon un trapo sobre una mesa, coloca el ramo encima y rocíalo con laca o sellador floral  a una distancia prudencial: 15 cm o 20 cm es suficiente. Yo utilizo laca porque el sellador es más caro y solo se puede comprar en establecimientos especializados.
  4. Coloca el ramo en un bonito jarrón.








Siguiendo esta misma técnica de disecado hemos elegido también las physalis alkekengi (conocidas como farolillos chinos) pues como estamos en otoño hay que aprovechar las flores de temporada. Y apostando por esa misma idea nada mejor que ir al bosque a recoger cualquier material natural que nos pueda ayudar a crear espacios naturales en nuestro hogar. En esta ocasión nos hemos decantado por piñas, bellotas quercus y pequeñas ramas secas que hemos utilizado para diseñar nuestro propio centro natural flora y este es el resultado final.




Centro floral a base de farolillos chinos, piñas y bellotas quercus disecadas



Lo que te hemos presentado es solo una muestra.¿Te animas a lanzarte y crear tu propio centro floral otoñal? Si no tienes un bosque cerca de casa "ve a un parque y mira lo que puedes utilizar. Siempre hay algo interesante que podemos reusar y reciclar".  Eso siempre decía nuestra profesora de Ikebana, una técnica milenaria de la que os hablaremos en una próxima entrada y que os animamos a leer. 



Entradas populares