Galletitas Linzer

Sencilla receta y muy rápida de hacer. Además se conservan muy bien durante días si las guardas en un caja de  metal.

Ingredientes:

  • 125 gr. mantequilla
  • 150 gr. azúcar
  • 1 huevo grande
  • 1 paquete azúcar de vainilla
  • 1 pizca sal
  • 40 gr. almendra triturada
  • 80 gr. mermelada
  • papel de hornear

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. En una bandeja de horno pon papel de horno
  3. Mezclar la mantequilla y 100 gr. de azúcar en un bol hasta conseguir una masa cremosa.
  4. Separar el huevo y utilizar la yema mientras que la clara la reservaremos para después. A la yema ponerle el azúcar de vainilla y mezclar.
  5. Mezclar la harina tamizada y la sal e ir añadiendo poco a poco la masa de mantequilla con el azúcar y la crema de yema azucarada. Mezclar todos los ingredientes hasta que obtengas una masa compacta.
  6. A continuación mezcla en un bol el resto del azúcar que no habíamos usado con la almendra triturada, como si fuéramos a empanar algo. En otro bol, bate la clara del huevo al máximo nivel hasta que obtengas un merengue no demasiado compacto pero que se vea que es merengue.
  7. Con la masa que habíamos hecho antes, haz bolitas del tamaño de una albóndiga y empánalas: primero pon las bolitas en el merengue, después en la almendra azucarada y colócadas encima de la bandeja de horno a la que habías puesto el papel de horno.
  8. Cuando has puesto las bolitas en la bandeja presiónalas suavemente con la yema del dedo haciendo un agujero. No es necesario que sea muy profundo porque podrás hacerlo más grande después del horneado, ya que la masa está muy blandita.
  9. Hornea las galletitas unos 10 minutos (no más), sácalas y vuelve a hacer el agujero de la galletita más grande. Luego pon la mermelada en él (no pongas mucha cantidad porque se saldrá la mermelada del agujero) y vuelve a hornear las galletitas otros 10-15 minutos más.
  10. Déjalas reposar antes de sacarlas de la bandeja para evitar que se rompan. 







Entradas populares