Yo confieso


Es un libro entrañable, de lectura fácil que por descontado engancha desde las primeras hojas. Quizás se deba en parte a la sencillez narrativa del autor y al magnífico trabajo de documentación. Sea como fuere es una obra que me entusiasmó y que leí en apenas unos días.

El libro da cuenta de la historia de una familia marcada por la desgracia. Una desgracia que no podría evitarse dado el carácter de los personajes. Sin embargo, no deja indiferente al lector, ya que en más de una ocasión los actos de los mayores desembocan en una serie de acontecimientos que cambian el acontecer de los hechos. Y no sé sabe por qué pero siempre afectan al entorno familiar más de lo deseado en un primer momento.

Esto es lo que le ocurre al protagonista de Yo Confieso. Un niño que como ocurre a veces en la vida real se convierte en una marioneta a manos de su padre. Una figura de cera a la que modelar a su antojo. Un reflejo de lo que muchos aspiran en la vida y que al hacerse mayores se dan cuenta de lo frustrante que es admitir el fracaso. El no haber conseguido nada de lo que propuesto en la vida. Pero para eso siempre quedarán los hijos. Eternos herederos del sueño de sus padres.

Pero Yo Confieso no solo narra la vida de la familia Ardévol que se dedica al mundo de las antigüedades sino también las historias de dos mujeres que por disferentes razones aprenden a reponerse a las adversidades y naturalmente de un violín. Un instrumento que al igual que sus personajes esconde su propio memoria.

Espero haberos picado la curiosidad y que compartáis con tod@s nosotr@s vuestra opinión del libro.

 
    

Entradas populares