Un día para la ilusión

En apenas unas horas llegarán los Reyes Magos a lomo de sus camellos. Cansados, hambrientos y sedientos por tan largo viaje. Entrarán sigilosos en cada una de las casas y dejarán su recuerdo en forma de regalo una vez más, como vienen haciendo desde milenios. Los niños rebolotearán abrumados entre tanto regalo sin saber cuál empezar a abrir. Los padres esperán ansiosos las sonrisas juguetonas  y la cara de satisfacción de sus retoños.

Sin embargo, por desgracia, esta escena no se repetirá en todas las casas, ni en todo el mundo. No todos los niños y no tan niños, tendrán la suerte de poder disfrutar de semejante ofrenda.

Para todos los que la suerte no les acompaña, para aquellos niños que no abrirán ningún paquete, para aquellas casas en las que pasarán de largo Baltasar, Melchor y Gaspar, nos gustaría desearles igualmente todo nuestro cariño y animarles a que miren adelante y que nunca olviden que la ilusión y la esperanza son indestructibles y no entienden de barreras.

!Feliz Día de Reyes!
Olga y Gloria   
 
 
 
 

Entradas populares