Carne en salsa de pimentón

Como en pocos días va a ser el día del padre, en su honor, queremos presentaros una receta típica gallega que le gusta mucho a mi padre. Es sencilla, barata de preparar y por supuesto...muy rica. Además tiene la ventaja que se puede preparar con antelación.

Ya la he hecho en varias ocasiones con amigos y me ha resultado muy práctica y todo un éxito. Lo que os sugiero es la base y como es natural, el acompañamiento es fruto de la creatividad de cada uno. Yo, en este caso, he utilizado arroz pero también podéis usar patatas cocidas, cuscus, polenta, etc.


Ingredientes para dos personas:




Preparación:

Ponemos a calentar el aceite en una cacerola a fuego lento para evitar que se queme.


A continuación picamos la cebolla y el diente de ajo en juliana y los incorporamos al aceite cuando esté caliente. Dejamos pochar las verduras hasta que queden doraditas.
















Posteriormente limpiamos la carne de posibles hebras y ternillas, salpimentamos, la echamos en la cacerola y rehogamos la carne unos minutos.
















Después, cuando la carne haya tomado un cierto color rosado añadimos el pimentón dulce y el pimentón picante y volvemos a rehogarla unos minutos hasta que el pimentón haya coloreado la cebolla y el aceite. 

















Luego, agregamos el vino blanco hasta cubrir la carne y lo dejamos reducir 4, 5 minutos o hasta que el alcohol haya desaparecido. Una vez hecho este paso incorporamos el agua y la pizca de sal. 


Por último, coceremos la carne y dejaremos reducir la salsa unos 20 ó 25 minutos.

Truco:
Si os hubiese quedado la salsa demasiado líquida no os preocupéis porque hay solución. Para ello, basta con diluir una una cucharadita de maicena en agua templada, remover con la cucharita y verter el líquido en la carne.

Aquí está el resultado final.



Entradas populares