Sorpresa de San Valentín


Para los que no les gusten los regalos comprados y dado que la crisis está haciendo estragos en algunos de vosotros, ¿qué os parece sorprender a nuestra pareja con un pequeño regalo personalizado el día de San Valentín? Al fin y al cabo, a nadie le amarga un dulce, ¿verdad?

Quizás no resuelva los problemas económicos pero al menos aliviará, aunque solo sea por un ratito, la presión que muchos de vosotros lleváis encima.













Corazón de nueces, moca y sorpresa de chocolate


Ingredientes:

  • 6 cucharadas de aceite de oliva o 90 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de café en polvo
  • 2 cucharadas de agua
  • 150 de avellanas, almendras o nueces
  • 280 gr de harina
  • 3 cucharaditas de café de harina o backpulver
  • 1 pizca de sal
  • 125 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos grandes
  • 200 ml de leche de mantequilla o yogurt líquido
  • chocolate picado y chocolate en grandes trozos


Decoración:

  • frambuesas
  • nata
  • azúcar glas
  • chocolate en polvo
 
 Preparación del pastel:

Precalentamos el horno a 200º.

En un vaso ponemos el café en polvo con el agua y removemos.

Después en un bol mezclamos la harina previamente tamizada con el backpulver o levadura y la pizca de sal y los removemos todo. 



Luego picamos las avellanas, las almendras o las nueces (100 gr deben ser picaditos en pequeños trocitos y el resto en tamaño más grande) y el chocolate. Posteriormente cogemos las avellanas picaditas en pequeño, le añadimos el azúcar y removemos todo.




Batimos los huevos en un bol con la batidora a una velocidad media y poco a poco incorporamos la leche de mantequilla o yogurt líquido, el aceite de oliva y el café en polvo.

.
 
En un recipiente hondo y grande ponemos la harina, hacemos un volcán y en el centro añadimos la masa obtenida de los huevos, la leche de mantequilla, el aceite, el café en polvo, las avellanas picaditas con el azúcar y mezclamos todo suavemente primero con una espátula. Posteriormente incorporamos a la masa el chocolate troceado.


 

 
Consejo:

No hay que mezclar mucho la masa, ya que debe quedar esponjosa y suave.









Tomamos el papel de horno y forramos el molde que usaremos para hornear. Si no lo tenemos entonces untaremos de mantequilla y espolvorearemos harina el molde. A continuación vertimos la masa en el molde hasta la mitad de él, luego ponemos en el centro de la masa un trozo de chocolate, volvemos a verter el resto de la masa hasta cubrir el molde y esparcimos por encima el resto de avellanas que habíamos troceado en tamaño más grande a modo de decoración.



 
Truco:

He añadido un poquito de mermelada de naranja en el fondo del molde para que la masa del bizcocho quede más esponjosa.









 Por último, metemos el molde en el horno y lo horneamos a 180º durante unos 20 minutos más o menos o hasta que pinchando con un palillo salga limpio.


 Después dejamos enfriar unos minutos y decoramos a nuestro gusto.

Este es el resultado final..............!Feliz San Valentín!




 




Entradas populares